Material Reciclado

El aislamiento de celulosa está hecho 100% de material reciclado y utiliza menos energía para fabricar que otros tipos de aislamiento. Al obtener materiales locales como el papel de periódicos y revistas que no llegan a comercializarse, utilizar una fabricación de bajo consumo de energía y reducir la necesidad de transporte de larga distancia, el aislamiento de celulosa es una opción ambientalmente responsable.

Retardante de Llama

Antes de que se utilice como aislamiento, la celulosa se trata para que sea ignífuga. El aislamiento tiene una clasificación contra incendios de Clase 1 porque es muy eficaz para evitar que las llamas se propaguen. Eso puede marcar la diferencia cuando cada segundo cuenta para usted y su familia. Y es la protección que dura. Las pruebas de envejecimiento acelerado muestran que el aislamiento de celulosa no perderá su capacidad de resistencia al fuego con el paso de los años. 

Denso

 

 

La celulosa tiene una alta densidad, lo que significa que minimiza el flujo de aire para proporcionar un aislamiento eficaz. Como resultado, las casas y los edificios necesitarán menos electricidad para calefacción en invierno y para aire acondicionado en verano. Usar menos electricidad, gas y petróleo en su hogar no solo le permite ahorrar dinero, sino que también ayuda a reducir las emisiones de carbono. Entonces, podrías estar ayudando a la casa que todos compartimos.

A salvo. Inteligente. Sostenible.

¿Quién diría que el aislamiento podría ser un proyecto de mejoras para el hogar que tanto deseas?

 

Abrir chat